Archivo de la categoría: MEDIACIÓN, ARBITRAJE Y OTROS MÉTODOS ADR

13_04_02_san_telmo

La Junta de Andalucía lanza una campaña para promocionar la mediación y reducir la litigiosidad en la administración de Justicia FUENTE: Europa Press

La Consejería de Justicia e Interior, a través de la Fundación Mediara, ha puesto en marcha una campaña para fomentar el uso de la mediación para la resolución extrajudicial de conflictos en de la jurisdicción penal, mercantil, justicia juvenil e, incluso, en el de los desacuerdos que se puedan producir en las comunidades de vecinos.

La campaña, denominada ‘Mediación: del diálogo nace la solución’, ha sido presentada este miércoles en Sevilla por el consejero de Justicia e Interior, Emilio de Llera, quien ha explicado que el objetivo de esta iniciativa es extender la aplicación de los programas de mediación a todos los campos posibles del mundo del derecho y, además, propiciar el desarrollo de una cultura mediadora que contribuya a reducir la litigiosidad en la Administración de Justicia y los conflictos en la sociedad.

La campaña para fomentar el uso de la mediación en toda Andalucía se va a divulgar a través de vídeos y mensajes en las redes sociales y sitios web más utilizados, como Twitter, Facebook, Instagram y Youtube. Esta campaña forma parte del proyecto comunitario Eirene, liderado por Andalucía, que tiene como objetivo divulgar y promocionar en toda la UE la cultura mediadora para la resolución de conflictos sin necesidad de llegar a juicio.

Según el consejero, “la mediación civiliza y democratiza a la sociedad y le ofrece más soluciones ágiles y eficaces para resolver los conflictos, a la vez que contribuye a mejorar el funcionamiento de la Administración de Justicia con una reducción de la litigiosidad”.

Además, De Llera ha puesto de relieve la importancia de “reemplazar el pleito judicial ordinario por el acuerdo previo a través de la mediación, que ofrece una respuesta más satisfactoria para las partes enfrentadas al ser ellas las que construyen la solución”.

“Como responsables públicos, estamos obligados a potenciar alternativas como la mediación para que los ciudadanos encuentren una solución a sus problemas y que el ciudadano tenga siempre la opción de elegir acudir a la administración de Justicia, pero que sepa que a través de la mediación también puede encontrar una solución, quizás más satisfactoria y rápida que una sentencia”, ha añadido.

No obstante y, según ha indicado, lo que no se puede hacer es obligarlo a no acudir a los tribunales por motivos puramente económicos, “como hace por ejemplo el Gobierno del Estado con la Ley de Tasas, que vulnera el derecho a una tutela judicial efectiva y rompe con el principio de igualdad recogido en nuestra Constitución”.

La presentación de la campaña en Sevilla a cargo del consejero de Justicia e Interior ha sido compartida, a través de videoconferencia, por todos los países participantes en este proyecto divulgativo de la mediación en el ámbito europeo, como son Gran Bretaña, Bulgaria, Grecia, Italia, Rumanía y Eslovenia.

Este proyecto que coordina Andalucía, a través de la Fundación Mediara, fue elegido entre más de 70 candidaturas presentadas por administraciones públicas, universidades y escuelas judiciales de otros países europeos y persigue como objetivo fundamental diseñar e implantar una estrategia común para la comunicación de la cultura de la mediación en Europa.

IMPULSO A LA MEDIACIÓN

El impulso de la mediación para la resolución de conflictos que lleva a cabo la Consejería de Justicia e Interior permitirá que a medio plazo este programa pueda asumir en torno al 30 por ciento de los litigios en la jurisdicción civil y mercantil en Andalucía.

La Junta ha puesto en marcha diversos programas de mediación en diferentes ámbitos y cerca de un millar de profesionales del ámbito judicial, social, educativo y municipal han participado en el último año en ciclos formativos sobre mediación organizados por la Consejería de Justicia e Interior.

La administración andaluza ha desarrollado proyectos piloto para el fomento de la mediación mercantil, con la firma de convenios con las Cámaras de Comercio de Cádiz y Sevilla para la resolución de conflictos empresariales y laborales, y la mediación vecinal, con un protocolo con una asociación de Granada para fomentar la resolución extrajudicial de conflictos de convivencia.

Además, este año se ha puesto en marcha en la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía un nuevo programa, con el que se va a formar a más de 300 policías locales de las ocho provincias andaluzas sobre mediación, un procedimiento que permitirá a los agentes resolver conflictos en sus municipios sin necesidad de acudir a los tribunales, contribuyendo de esta forma a reducir el volumen de trabajo de los órganos judiciales andaluces.

3059271899_9c57660fcb_b

La Cámara activa el Servicio de Mediación de conflictos mercantiles FUENTE: El diario de Burgos

La Cámara de Comercio e Industria pondrá en marcha el próximo jueves el Servicio de Mediación, que ofrecerá a las empresas y autónomos la posibilidad de resolver sus conflictos mercantiles sin tener que verse obligados a recurrir a la vía judicial. Un equipo de doce mediadores profesionales e independientes trabajará para atender esta nueva iniciativa, surgida del acuerdo de colaboración entre el Consejo Regional de Cámaras y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).
La Cámara se ha dotado de un reglamento interno para gestionar la mediación, que, entre otras cuestiones, establece una tasa de admisión de 150 euros para aquellas empresas que soliciten y utilicen este servicio, que se prestará de forma confidencial en la sede cameral o en el lugar donde determinen las dos partes en conflicto. Los honorarios de los mediadores elegidos por las empresas se establecerán en proporción a la cantidad económica y la complejidad del litigio.
Los asuntos susceptibles de tratarse son múltiples, aunque todos enmarcados en el ámbito mercantil (discrepancias societarias, con proveedores, impagos, problemas de portes, de patentes, de alquileres o reclamaciones de todo tipo, entre otras). Este servicio no entra en el ámbito penal, familiar o en el que esté involucrada una administración pública.
Según explica Francisco Martínez Abascal, presidente de la Comisión de Arbitraje y Mediación, la mediación establece un plazo máximo de un mes para lograr un acuerdo entre las partes. El conflicto puede llegar a la Cámara por dos vías: voluntariamente, por iniciativa de las empresas;o por la vía judicial. En esta segunda vía, el  Juzgado de lo Mercantil podrá remitir, antes de llegar a la audiencia previa, asuntos a la mediación, una posibilidad que permitirá descongestionar este Juzgado.
Según el protocolo de actuación, el acuerdo entre las partes quedará plasmado en una escritura pública, en el caso de que los participantes no hayan acudido al Juzgado;o, si ha sido el juez el que ha forzado la mediación, en una sentencia judicial. En el caso de que no haya acuerdo, el conflicto volvería al Juzgado.
La vicesecretaria de la Cámara, María Jesús Martínez, coordina el equipo que gestiona la Mediación.

abogados-barcelona-net-craman-camara-comercio

Fin al colapso de los juzgados, la mediación cobra fuerza FUENTE: ABC

La mediación entre empresas es un éxito incontestable en otros países europeos, como Francia e Inglaterra, donde los litigios mercantiles se reducen un 30 por ciento. Esta práctica es aún mayor en Estados Unidos, donde más de un tercio de los conflictos no se judicializan o, una vez que llegan a los juzgados, se resuelven por otra vía que no implica una sentencia, según señala Margarita Uría, vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), institución que avala los planes de mediación de las Cámaras de Comercio en el marco de una apuesta por la modernización de la justicia española.

Aunque la ley ha extendido la mediación a colegios profesionales, como el de abogados y notarios, el proceso emprendido por las Cámaras de Comercio como corporaciones de derecho público adquiere una especial relevancia para el gobierno de los jueces, sobre todo al haber sido pioneras en España en el desarrollo institucional del arbitraje, el otro método extrajudicial por excelencia. Para Uría, disponer de un registro de mediadores y formar equipos especializados en la materia, otorga a las Cámaras «solvencia y capacitación profesional» para ejercer la mediación. El papel del ex ministro Manuel Pimentel en los conflictos de los controladores aéreos con AENA y entre Iberia y el sindicato de pilotos, ha demostrado en nuestro país que es posible llegar a acuerdos sin mediar sentencias. Pero como la mediación en nuestra legislación es voluntaria, tanto para los jueces como para las partes, Uría reconoce que «cuesta abrir camino».

La Cámara de Comercio de Barcelona ha suscrito con el CGPJun convenio de colaboración para impulsar la mediación, acuerdo que también tienen las cámaras de Bilbao, Canarias, Castilla y León, Galicia, La Rioja, Navarra y el Consejo Superior. La de Barcelona, sin embargo, ostenta una larga tradición mediadora, que se remonta a la Edad Media con el Consulado del Mar como regulador de la actividad comercial en el Mediterráneo. En el año 2000, este organismo fue la primera institución española en aprobar un reglamento de mediación.Miquel Valls, presidente de la Cámara barcelonesa que acoge el Consulado del Mar, señala que anualmente se alcanzan una veintena de acuerdos. Pactos que se suman a los alcanzados en la Lonja de los Cereales y que se unen al papel de arbitraje que ejercen las cámaras.

La de Barcelona asume desde 2011 la gestión de la mediación empresarial otorgada por la consejería de Justicia de la Generalitat, pero es a partir del reciente acuerdo con el CGPJ cuando se espera que tanto los jueces como las empresas y autónomos descubran su utilidad. «Porque la mediación constituye una ventaja, además de una solución más autónoma y consensuada, pues la resolución del conflicto depende de las empresas, y también es más duradera, al pretenderse asegurar la continuidad de las relaciones comerciales una vez resuelto el conflicto». Y eso redunda en más competitividad.

Muchas autonomías han desarrollado la mediación en el campo de las relaciones familiares, pero España tiene la asignatura pendiente de poner en práctica este método extrajudicial entre las empresas en un momento de grave crisis económica, donde faltan recursos y se necesitan acuerdos en el menor periodo de tiempo para evitar males mayores.
Marta Cervera, magistrada del Juzgado Mercantil número 8 de Barcelona, reconoce no haber notado una reducción de la carga de trabajo por la desviación de asuntos a la mediación. No obstante, señala que «donde la mediación tendrá más posibilidades de éxito será en los procesos societarios, como las impugnaciones de acuerdos sociales, que no dejan de ser conflictos entre socios, muchas veces en el seno de una misma familia, dado el enorme porcentaje de pymes familiares existentes». La magistrada añade que también los conflictos de condiciones generales de la contratación generan mucha actividad judicial en el ámbito de lo mercantil. Diferencias que se producen, por ejemplo, entre bancos y clientes a consecuencia de las cláusulas suelo. Para Cervera, derivar estos casos a la mediación supondría reducir un 20% los asuntos que llegan a los mercantiles.
Según la magistrada, la mediación tendrá éxito, pero reconoce que «una vez que las partes han decidido judicializar sus diferencias, es más difícil que acudan a ella, aunque los jueces la propongamos»
dsc_4465

Concluye con éxito el III Simposio sobre mediación y tribunales en España

El acto tuvo lugar durante los días 26 y 27 en el Caixa Fórum de Madrid y contó con amplia participación: más de 400 personas asistieron a las conferencias de 60 expertos europeos.

El III Simposio Sobre Mediación y Tribunales en España ha puesto de manifiesto la importancia de la mediación como alternativa para la resolución de conflictos, así como la necesidad de implantarla en España.

El evento fue inaugurado por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón y por el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del poder Judicial, Gonzalo Moliner, quienes realzaron el valor de la mediación como instrumento para recuperar la confianza ciudadana en los tribunales.

En el Simposio se hizo balance del primer año de entrada en vigor de la Ley de Mediación Civil y Mercantil a través de las experiencias impulsadas por los tribunales de Justicia, con el objetivo de dar a conocer este tipo de actuación y recomendarla.

Manuel Pimentel, Director de la firma PIMENTEL especializada en ADR, y Presidente de la Asociación Española de Empresas de Consultoría, ofreció la primera conferencia del Simposio, resaltando la importancia de la formación en los profesionales que llevan a cabo estos procedimientos.

Como en anteriores ocasiones, el evento fue promovido por GEMME-España, sociedad que trabaja por impulsar sistemas alternativos de resolución de conflictos, entre ellos la mediación.

 

Mutriku_portutik_2010-07-04

Tres de cada cuatro casos que optan por la mediación se zanjan con éxito en Euskadi. FUENTE: Noticias de Álava

Con argumentos y diálogo, el entendimiento y la comprensión entre las partes enfrentadas puede ser una realidad y borrar del vocabulario la vieja expresión de nos veremos en los tribunales. De hecho, en Euskadi, tres de cada cuatro casos en los que se opta por el procedimiento de la mediación -que evita llegar a la vía judicial- se resuelven de forma exitosa; y en el caso de la Justicia Juvenil, el acuerdo se produce en el 90% de los expedientes.

Su funcionamiento es sencillo y la última palabra siempre la tendría el juez. Es, además, la fórmula ideal para resolver ciertos problemillas con la Justicia: robos y conflictos vecinales, por ejemplo. Y, como subrayaba ayer el consejero de Administración Pública y Justicia del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, representa un mecanismo más al servicio del ciudadano. Solo durante el segundo trimestre del presente ejercicio se ha aplicado este modelo en 273 casos de los que 208 se cerraron con un acuerdo satisfactorio.

La mediación en el ámbito de la Justicia Juvenil ha resultado especialmente exitosa. Así, en 2012 se realizaron un total de 384 mediaciones (45 correspondieron a Araba, 116 a Gipuzkoa y 233 a Bizkaia) de las que 347 se resolvieron de modo favorable. No obstante, la mayor parte de las medidas adoptadas fueron de carácter económico (95), de reparación a favor de la comunidad (55), a favor de la víctima o intercambio de cartas y escritos, concretó Erkoreka en el acto de presentación de la sección vasca de GEMME (Grupo de Magistrados Europeos para la Mediación).

tribunal-supremo1

Cientos de magistrados defienden la necesidad de divulgar la mediación. FUENTE: Agencia EFE

 

La necesidad de divulgar la mediación como modo de solución alternativa de conflictos al proceso judicial es una de las claves que un grupo de 700 magistrados y otros profesionales relacionados con el derecho han propuesto para el III Simposio Tribunales y Mediación en España.

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Gonzalo Moliner, y el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, inaugurarán el próximo 26 de septiembre el simposio, que hará un balance del primer año de vigencia de la Ley 5/2012 de Mediación Civil y Mercantil.
Los 700 profesionales, entre ellos jueces y magistrados, han participado en una iniciativa de debates con otros profesionales sobre el valor de la mediación judicial como alternativa al proceso judicial, debates que han constituido el trabajo de base previo al citado simposio.

Una de esas ideas centrales a desarrollar en el próximo encuentro es que el modo de superar un conflicto con un ganador y un perdedor en un tribunal es insuficiente en el siglo XXI y su alternativa, que las partes encuentren una solución con ayuda de la mediación judicial, debe ser divulgada.

En ese sentido, se han pronunciado hoy los vocales del CGPJ Margarita Uría y Antonio Dorado. Así, Uría ha destacado que en España ‘falta difusión y cultura sobre la mediación’, mientras que Dorado ha apuntado que la Ley 5/2012 ha supuesto ‘un salto cualitativo’.

Según Lourdes Arastey, presidenta en España del Grupo de Magistrados en favor de la Mediación en Europa y magistrada del Tribunal Supremo, ‘los jueces sabemos que el modo de abordar el conflicto de manera tradicional está siendo superado, desbordado por la realidad’ y que en una parte de estos conflictos caben soluciones alternativas.

‘Hay que dar a las partes el protagonismo y la oportunidad de resolver el conflicto por sí solas’ y mediante acuerdo con la ayuda de la mediación y también hay que conseguir que la sociedad en su conjunto y, especialmente, los profesionales jurídicos, conozcan y utilicen esta mediación, lo que constituye uno de los objetivos del simposio.

Tribunal Supremo

Moliner da un espaldarazo a la mediación, el arbitraje y la conciliación en la apertura del Año Judicial. FUENTE: Legal Today


Esta mañana se ha celebrado en la sede del Tribunal Supremo la solemne apertura Apertura del Año Judicial donde han intervenido el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Gonzalo Moliner, y el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce. Torres-Dulce, como cada año acostumbra a hacer quien ocupa la máxima responsabilidad del Ministerio Público, ha dado a conocer la Memoria de la Fiscalía correspondiente a 2012, que resume hace acopio y balance de la actividad de las diferentes fiscalías en ese periodo de tiempo.
Al acto de apertura del Año Judicial, que tradicionalmente se celebra la tercera semana de septiembre en un gran acto protocolario en el Tribunal Supremo ha asistido el Ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón que ha estado acompañado por el secretario de Estado,Fernando Román, junto a los magistrados del Tribunal Supremo, el Fiscal General del Estado, representantes de la Fiscalía, los vocales del Consejo General del Poder Judicial, representantes de la Audiencia Nacional y de Tribunales Superiores de Justicia, así comoFrancisco Hernando y Pascual Sala, ex presidentes del Tribunal Constitucional. También acudieron a la cita el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y la alcaldesa de la ciudad, Ana Botella.
Los sindicatos CSIF, CCOO, STAJ y UGT convocaron a la misma hora que daba comienzo el acto una concentración de protesta en la Plaza de la Villa de París, enfrente a la puerta principal de l Supremo, para pronunciarse contra las reformas que está llevando a cabo el Ministerio de Justicia como la Ley de Tasas y los recortes a los funcionarios por lo que identifican como “presión de lobbies profesionales muy bien situados en el Ministerio”.
Discurso de Gonzalo Moliner, Presidente del Tribunal Supremo y CGPJ
Gonzalo Moliner comenzó su discurso haciendo un llamamiento al consenso “quiero, como ya hice en mi intervención del año pasado con este mismo motivo, que estas primeras palabras sean una llamada alconsenso entre las fuerzas políticas de este país para, por esta vía, articular el esquema legal que permita la mejor administración de justicia para nuestra sociedad. La sociedad, los ciudadanos del siglo XXI, exigen y son acreedores de una justicia plena en valores, de una Justicia moderna, eficaz, transparente y próxima, y esta la hemos de construir entre todos”, para seguir haciendo un balance de la situación actual de la Administración de Justicia reconociendo que “en la sociedad actual asistimos a un protagonismo de los tribunales de innegable dimensión hasta el punto de que existe un amplio consenso en considerar que en el Poder Judicial se residencia la garantía de aquellos derechos y libertades de los ciudadanos, por lo que se puede afirmar que constituye uno de los elementos esenciales de nuestro Estado de Derecho”.
El Presidente del TS y del CGPG subrayó la falta de jueces y las evidentes estrecheces físicas y tecnológicas que sufre la Justicia española, aunque ” a pesar del incremento de asuntos sufrido en concretos ordenes jurisdiccionales y a pesar de la crisis económica que también ha afectado a nuestro sistema judicial, el número total de asuntos en trámite a finales del año 2012 había sufrido una reducción del 4´9% respecto del que se dio en el año anterior, lo que se debe principalmente a un incremento importante en la tasa de resolución, demostrativa del esfuerzo llevado a cabo en sede judicial para dar pronta respuesta a los problemas ciudadanos”.
“Desde el Ministerio de Justicia se está potenciando la mediación pero también el arbitraje”
En este sentido, Gonzalo Moliner quiso subrayar que “la labor del Juez ante la sociedad no es algo que depende de él exclusivamente ni de aquellas garantías que vienen recogidas en la Constitución, sino es necesario que ese Juez pueda contar con la adecuada dotación de medios personales y materiales que den completa cobertura al ejercicio de su función de juzgar y hacer ejecutar lo juzgado. Y esta necesidad no se cumple en su plenitud en nuestro país, pues a pesar de que como antes hemos visto, existen órganos judiciales que ofrecen la garantía mínima en que consiste una respuesta judicial aceptable en tiempo y forma, siguen existiendo otros en los que al menos todavía no es posible su cumplimiento, dando lugar a unas consecuencias difícilmente satisfactorias por cuanto la justicia a la que tiene derecho el ciudadano, la tutela judicial que le garantiza el art. 24 de la Constitución , no permite distingos ni satisfacciones parciales”.
Aquí, hizo un llamamiento a legisladores y operadores señalando que “se impone potenciar la mediación, el arbitraje y la conciliación como medidas alternativas a la resolución judicial de los conflictos, que tienen su fundamento en los principios más elementales de convivencia, en la fraternidad, en la solidaridad, en la concordia y en el respeto a los demás, de conformidad con las previsiones contenidas en la Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles”. A este propósito matizó que “es de justicia señalar la labor llevada a cabo por el Consejo General del Poder Judicial en este último mandato que ahora termina, con importantes realizaciones que han influido muy positivamente sobre la actuación jurisdiccional, pudiendo concretarse como más significativas y sólo a título de ejemplo, la implantación y seguimiento de una actividad permanente de modernización judicial concretado en los importantes esfuerzos dirigidos a la implantación de la Oficina Judicial, a la utilización de nuevas tecnologías, la actualización de los planes de mejora de la actividad de los órganos judiciales, que han puesto el acento en la prevención de disfunciones, y la implantación de la “guía de buenas prácticas”, así como el seguimiento permanente del trabajo de los juzgados y tribunales por la Inspección en aras a conseguir paliar las dificultades que hayan podido apreciarse; sin olvidar la profundización que se ha hecho en dotar de mayor transparencia y objetividad la provisión de destinos y nombramientos discrecionales, la potenciación de la Unidad de Atención Ciudadana que canaliza las quejas y reclamaciones de los ciudadanos, así como su trabajo a favor de la mediación que se ha llevado a cabo a través de la firma de Protocolos con organismos y entidades diversas”.
Sigue leyendo

RDR_7253_2

Las técnicas de resolución extrajudicial de conflictos analizadas en la mesa redonda, promovida por el centro de negociación y mediación del IE Business School

  • Bajo el título “Conflicto empresarial y ventajas que la mediación aporta en la práctica”, en el acto se abordaron las técnicas de ADR (Alternative Dispute Resolution) desde tres perspectivas: jurídica, laboral y mercantil.
  • En la mesa redonda intervinieron Paulino Fajardo, Director del Grupo Global de DAC Beachcroft LLP, Manuel Pimentel, Director de PIMENTEL (una de las primeras firmas especializadas en ADR en España) y Lourdes Arastey, Magistrada de la Sala IV del Tribunal Supremo y Presidenta de GEMME-ESPAÑA.

Madrid, jueves 9 de mayo de 2013.- El papel de la Ley de Mediación Civil y Mercantil, la aplicación de estas técnicas provenientes de cultura anglosajona a la idiosincrasia y cultura españolas, la necesidad de especialización y formación en este ámbito por parte de los profesionales, el rol de los abogados y los jueces en  el desarrollo de estas nuevas formas de resolver conflictos, y la unanimidad de opinión sobre el hecho de que estas técnicas aún no son lo suficientemente conocidas en nuestro país como para que se de una demanda fluida de casos que permitan la verdadera profesionalización, fueron algunos de los temas que surgieron como claves constantes a lo largo de las distintas exposiciones y debates que tuvieron lugar en este encuentro.

 

 

De izquierda a derecha, Manuel Pimentel (PIMENTEL), Mercedes Costa (IE), Lourdes Arastey (Magistrada Sala IV del TS, GEMME) y Paulino Fajardo (Grupo Global de DAC Beachcroft LLP)

En esta ocasión, PIMENTEL pudo trasladar las vicisitudes del día a día en su experiencia propia  como firma especializada en ADR en un acto al que asistieron una centena de personas, la mayoría profesionales de la abogacía y especialistas en trabajo social o conflictos laborales.

A continuación, y siguiendo el orden de intervención, se recogen algunas de las cuestiones más relevantes que destacó cada ponente:

Paulino Fajardo Director del Grupo Global de DAC Beachcroft LLP

Fajardo arrancó su intervención haciendo referencia a la Ley de Mediación Civil y Mercantil, y refiriéndose a ella como una ley de método alternativo más que de mediación exclusivamente.

A continuación expuso las ventajas de los métodos ADR, para luego poner el énfasis en lo que realmente demanda un cliente y por qué, cuando se decanta por un método de resolución extrajudicial para resolver su conflicto.

Algunas de las ventajas que destacó Fajardo fueron las siguientes: el carácter autocompositivo de estos métodos, el hecho de que entender la mediación implica entender qué se puede hacer con la simetría de la información, y el control de costes que ofrece el ADR dado que estas técnicas permiten que los números no se salgan del balance inicial.

No obstante, y adentrándose ya en la demanda real de los clientes, aseguraba que bajo su experiencia, no se contrata ADR sólo por ahorrar costes y tiempos, sino que estas formas de resolver problemas tienen valor en si mismas, más allá de lo positivo que se les  atribuye por compararlo con lo  que de negativo tienen los procesos judiciales en nuestro país: largos y costosos.

Según Fajardo: “…el coste al cliente muchas veces no le importa. El tiempo, si le importa. Y lo que mas les importa es mantener las relaciones con las partes de su negocio. Lo que nosotros hemos experimentado y nuestros clientes han comprobado es que con  ADR no hay erosión en las relaciones”.

Como otro mensaje clave, Paulino destacaba que el concepto de “calidad” hoy en día esta muy asociado a la reputación, y la reputación está ligada a la no-conflictividad.

Por esta razón , son muchas las empresas que hoy en día prefieren ya soluciones más creativas a sus conflictos, y demandan que éstas se den desde un enfoque multidisciplinar.

“Las partes terminan siempre muy satisfechas cuando se pone fin a este tipo de procesos, y esto no ocurre cuando salen de un juzgado. Aunque ganen, se quedan con mal sabor de boca,”- aludía Fajardo, queriendo reforzar el carácter constructivo de estos nuevos métodos que estamos asimilando en España.

 

Manuel Pimentel, Director de PIMENTEL

Manuel Pimentel hizo también alusión a la Ley, señalando su carácter discursivo. “Más que una ley de innovación procesal es una ley que crea discurso, crea sector. Así que mucho mejor con ley, que sin ley”.

Pimentel se adentró en la primera parte de su intervención en el análisis del CONFLICTO como foco generador de energía. “Tenemos conflictos sociales, laborales, profesionales, empresariales, y de cualquier naturaleza, en los que agotamos mucha de nuestra energía por intentar superarlos”.

En este sentido explicaba que un conflicto bien planteado y bien resuelto puede liberar una gran energía que nos sirva como palanca para ascender, innovar y mejorar, o como catalizador de soluciones y enfoques que en otras circunstancias jamás hubiéramos sido capaces de imaginar o de poner en marcha. “Entender el conflicto nos aporta mayor aguante a las presiones”- apuntaba.

Manuel Pimentel se centró a continuación en la experiencia adquirida en EEUU donde recientemente visitó a las firmas mejor posicionadas en ADR y realzó las diferencias culturales, sociales y legales con respecto a España, que justificaban el porqué de la consolidación de estos métodos en los países americanos y la dificultad de penetración de éstos en España.

Pimentel remarcó una cuestión como esencialmente definitoria de la idiosincrasia española: “…en España confiamos más en el Estado que en el individuo. Existe en nuestro país una especie de fe en el Estado y en lo que éste nos puede aportar, que dificulta cualquier tipo de acción que esté relacionada con la resolución de un problema, un conflicto, de manera privada, individual, autocompositiva”- declaró.

Manuel Pimentel, en un momento de su intervención.

 

 

En EEUU la sociedad es más autosuficiente. Se fían más de ellos mismos que del Estado y esto supone que haya un clima de abono para que proliferen los métodos ADR. En España el Estado aún sigue inspirando una profunda confianza”- Añadía el Director de la firma PIMENTEL.

Centrado en esta idea, describió la evolución de estas técnicas en EEUU así como la creación de algunas nuevas, como puede ser la llamada “Med-Arb”, un sistema que se presenta como más rápido y seguro, y que tendría cobertura bajo la convención de Nueva York. “En este sistema- explicaba Pimentel- las partes se someten a mediación bajo el compromiso expreso de que si no se alcanza un acuerdo, el mediador se convierte en árbitro, y decide”.

Pimentel citaba como constante al cambio cultural que poco a poco se está dando en España. “Para cambiar una cultura, hace falta mucho tiempo”- apuntaba, y mencionó los resultados de una de las encuestas del Eurobarómetro cuyos datos nos revelan que en nuestro país, sólo el 17% de las personas creen que su futuro depende de sus actos, mientras en EEUU, esto ocurre al 75%.

A modo de conclusión, extrajo algunos puntos como el hecho de que es necesario adaptar el ADR a nuestras formas, que en este país está todo por hacer en mediación mercantil, y que los jueces, aunque no se oponen, no derivan los casos aún.

“No es posible un cambio cultural rápido, pero sí con el boca a boca, esto irá a más”- señaló.

Con respecto al papel de los abogados en una mediación, especificó que su figura es fundamental, y que tanto procesos como resultados mejoran si existe la presencia de ellos.

Para cerrar su intervención, hizo referencia al perfil del mediador apuntando que “..suelen ser personas que irradian, que tienen talento, formación específica y experiencia”.

 

Lourdes Arastey, Magistrada de la Sala IV del Tribunal Supremo y Presidenta de GEMME-ESPAÑA

Lourdes Arastey analizó el estado de la opinión de las técnicas ADR, destacando “la mediación como moda”.  En base a este enfoque reconoció que, efectivamente, la Ley de Mediación ha despertado interés entre profesionales de ámbito jurídico.

Arastey reflexionaba sobre el hecho de que una profesión como la mediación no debería de ser percibida como un mecanismo para solventar la supuesta tradicional lentitud e ineficacia de la justicia en nuestro país. A este respecto, declaraba: “no creo en la moda como mecanismo para liberar a los tribunales de este país, porque la mediación no es un sustituto de los procesos judiciales, sino que es algo completamente diferente”.

Una vez aclarada esta visión, la Magistrada de la Sala IV del Tribunal Supremo y Presidenta de GEMME-ESPAÑA, abordó la mediación desde la perspectiva laboral, apuntando que en este ámbito, los mecanismos de solución de ADR se van desarrollando en general, aunque la conciliación aún tiene un carácter más formal.

La mediación está teniendo un amplio desarrollo en el ámbito laboral”- declaró Arastey refiriéndose a la mediación como un concepto aún en parte por asimilar, y añadiendo que en realidad, toda la cultura del pacto en el ámbito de lo social se ha desarrollado a través de colectivos como el SIMA o el SERCLA y otras instituciones que han sido creadas para esto. “En Madrid- dijo- se señala antes el juicio que el acto de mediación. Para que se avance, tiene que darse un impulso por parte de las empresas y sindicatos”.

A continuación hizo referencia a la Ley, que establece los principios por los que se funda la mediación como pueden ser la “responsabilidad” o la “confidencialidad”, entre otros. “Esta moda de la mediación, sin duda, puede servir de impulso para que se fomente la mejora de las relaciones laborales”- declaraba, añadiendo a que en sí, la mediación pretende mantener la relación entre las partes y ése, es un objetivo del día a día en el ámbito del trabajo. “La sentencia en este ámbito siempre acaba complicando las cosas”- concluía.

En la parte final de su intervención trasladó al público la experiencia piloto que se ha llevado a cabo desde el Consejo Nacional de Poder Judicial, en la que se han promovido experiencias concretas de mediación con altos resultados de solución positiva.

Antes de concluir, Arastey hizo referencia al carácter mediable del conflicto, aludiendo a que esto ha sido y está siendo abordado ya desde lo académico y lo profesional.

Además, mencionó el concepto de “Mediación Intrajudicial” como algo que resultaba difícil de entender en términos, porque no es un proceso que se da dentro de lo judicial, sino que es externo, por lo que “tiene carácter extrajudicial”.

Finalmente tuvo lugar un turno animado de preguntas por parte del público a los diferentes ponentes, en el que principalmente se abordaron temas como el principio de confidencialidad, la diferencia y confusión que existe entre diferentes prácticas (negociación, conciliación y mediación concretamente), el carácter mediable del conflicto y la diferencia de cultura entre los países anglosajones y España como clave a la hora de entender las bases del desarrollo de estos métodos en nuestro país.

 

[separator type="content-separator" link_text="" margin="20px" /]

[button link="http://www.cmpimentel.com/wp-content/uploads/2013/05/ACTO-IE_crónica-mesa-redonda.pdf" target="_blank" size="normal" icon="icon-download" color="red" type="square" float="" ]Decargar articulo - ACTO IE crónica mesa redonda[/button]

 

 

logo_CAM

España, sede internacional de arbitraje. FUENTE: Cinco Días. AUTOR: Manuel Pimentel.

Recientemente, y con éxito, se ha celebrado en Madrid en I Congreso de Arbitraje de Inversión en Iberoamérica, en el que ha participado una nutrida representación internacional de expertos. El Congreso, organizado por la Corte de Arbitraje de Madrid, ha permitido analizar la realidad actual de una actividad de resolución de litigios de creciente importancia y que para España, como sede de Cortes de Arbitrajes, pueden significar una gran oportunidad.
La creciente globalización de la economía determina unas relaciones mercantiles, financieras y tecnológicas cada vez más complejas que precisan de unos instrumentos que concedan seguridad jurídica y vías para resolver conflictos que ni las simples legislaciones nacionales ni las de derecho internacional permiten. De ahí el desarrollo del Arbitraje Internacional, que puede ofrecer soluciones a los ligios generados en las relaciones comerciales y de inversión entre compañías y entre éstas y los Estados.
Ha sido preciso un largo y complejo camino jurídico y político para que un laudo dictado por un tribunal arbitral internacional sea ejecutable en el seno de un sistema judicial nacional – siempre muy celoso de su soberanía – o incluso acatado por un Estado, que podría verse obligado a abonar importantes cuantías indemnizatorias a sus demandantes. Para conseguirlo, desde mediados de los años cincuenta del siglo pasado, se fueron alcanzando diversos acuerdos, como la Convención sobre el Reconocimiento y ejecución de sentencias Arbitrales Extranjeras (Nueva York, 1958) al que España se adhirió en 1977 o el Convenio de Washington de 1966 sobre Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones entre Estados y Nacionales de Otros Estados. Con posterioridad, las sucesivas leyes de arbitraje nacionales – como la vigente española – se inspiraron en lo contemplado en la Ley Modelo de la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional, CNUDMI, 1985.
Sobre esta estructura de Convenios internacionales a los que sucesivamente se iban adhiriendo más países, la incorporación en el derecho nacional de arbitraje internacionalmente homologado y los acuerdos los tratados bilaterales de protección de inversiones (TBIs o BITs en inglés) entre naciones, se ha construido el actual entramado de arbitraje internacional, que pese a sus problemas sigue avanzado y supone una inteligente vía jurídica. ¿Por qué los países firman estos acuerdos bilaterales que limitan su soberanía? Pues básicamente por dos motivos. Porque al hacerlo, lanzan un mensaje de seguridad jurídica al mercado internacional como país atractivo y seguro para realizar inversiones. Y segundo, porque así también protege las inversiones de sus empresas en el extranjero.
Este arbitraje internacional, que también debe tomar en cuenta el derecho internacional, puede ser comercial o de inversión, siendo este el más reciente y complejo, ya que otorga seguridad jurídica a las inversiones que se realizan en un país. Los arbitrajes de inversión se atienen al CIADI, una institución del Banco Mundial o a la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional de 1966, CNUDMI, o UNCITRAL, «para promover la progresiva armonización y unificación del derecho mercantil internacional».
Iberoamérica es la región del mundo que sobre la que se desarrollan mayor número de procedimientos arbitrales en la actualidad y España podría optar a ser sede de esos importantes procesos, con todo el beneficio del peso internacional, del prestigio y de la economía que genera. Las más importantes Cortes Arbitrales del mundo son: ICC, Cámara de Comercio Internacional, París; ICSID, Centro Internacional para la resolución de disputas en materia de Inversiones; AAA, Asociación Americana de Arbitraje; LCIA, Tribunal de Londres de Arbitraje Internacional o el Instituto de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Estocolmo.  En España las más destacadas son la Corte de Arbitraje de Madrid; CIMA, Corte Civil y Mercantil de Arbitraje y el TAB, Tribunal Arbitral de Barcelona.
Tenemos instituciones y expertos que podrían competir con las mejores del mundo y, sin duda, debemos apostar porque España incremente su peso como sede de arbitrajes internacionales. Para ello, también tendremos que ser coherentes y evitar que siga debilitándose la marca España. En 2012 hemos sido el país que más demandas de arbitraje de inversión ha presentado. Hemos sido un país inversor que exigía garantía jurídica para nuestras empresas, pero ahora, paradójicamente, podemos convertirnos en un país demandado ante las instituciones arbitrales internacionales por generar inseguridad jurídica en las inversiones que terceros han realizado en nuestro solar. Quizá, el caso más sangrante se produzca en el sector de las energías renovables, dado que la retroactividad de los recortes ha indignado a inversores y a países, como EEUU y Japón.
Tenemos una gran oportunidad de convertirnos en sede de arbitrajes internacionales, con una especialidad regional iberoamericana. No la desaprovechemos.

 

[separator type="content-separator" link_text="" margin="20px" /]

[button link="http://www.cmpimentel.com/wp-content/uploads/2013/05/CincoDias_OpinionArbitraje_30_04_013.jpg" target="_self" size="normal" icon="icon-download" color="theme_default" type="square" float="" ]Descargar articulo – CincoDias OpinionArbitraje 30/04/2013[/button]

mediacion3

A Coruña abre las puertas a la mediación extrajudicial para asuntos civiles y mercantiles. FUENTE: El ideal gallego.com

La Ley 5/2012, de 6 de julio de Mediación en asuntos civiles y mercantiles ha supuesto que, por primera vez en nuestro país, se haya establecido un régimen general en materia de mediación para la resolución de conflictos privados.

A día de hoy, cada vez son más las provincias que ofrecen en sus juzgados mediación civil y mercantil: Navarra, Barcelona, Girona, Madrid o Vizcaya son algunos de los puntos que ya han asimilado que el conflicto ha dejado de ser un problema, para dar lugar a la negociación y resolución inter partes bajo la figura neutral del mediador.

En este mes de marzo de 2013, A Coruña se suma a la iniciativa, con la creación del punto neutro de profesionales jurídicos para el desarrollo de la mediación en Galicia.

Ver más en Elidealgallego.com